Sobre mí

El 4 de diciembre de 2013 cambió mi vida en el instante en el que vi un positivo en un test de embarazo. A partir de ese momento comencé a vivir una serie de emociones, sensaciones, sentimientos y experiencias que de ahora en adelante quiero compartir con vosotros.

Me llamo Lia, tengo 30 años, soy educadora infantil y madre de una niña de 1 añito, la cual es mi alegría y con la que día a día aprendo cosas nuevas. Y ahora otr@ que viene en camino.

En el último año he cambiado día tras día, ya que he ido aprendiendo cosas nuevas y experimentando otras muchas. Mi pequeña vino pisando fuerte y decidió que no nos lo iba a poner nada fácil.

Recuerdo la primera semana en casa, después de llegar del hospital, como sentirme metida en un laberinto, en el cual estas perdida pero sabes que tienes que salir. Sin ir más lejos os explicaré una pequeña anécdota: justo el día siguiente de llegar del hospital recuerdo como mi niña comenzó a llorar como sino hubiera un mañana. Hambre no podía ser porque hacia apenas 20 minutos que había comido, le cambiamos el pañal y seguía llorando, intentamos dormirle y seguía llorando, probamos a cogerla un rato cada uno y seguía llorando, probamos a darle un masaje en la tripa por si eran cólicos y seguía llorando, incluso fuimos a darle un paseo y aún así seguía llorando. Como última opción le puse el termómetro por si tenía fiebre y nada, 36,2. Finalmente decidimos llevarla a urgencias porque su llanto era tal que estábamos llegando a la desesperación, nuestra sorpresa fue tan grande cuando nos dijeron de lo que se trataba, que a partir de ese momento nosotros mismos nos pusimos el cartelito de “SOMOS PADRES PRIMERIZOS”. La niña lo único que tenía era hambre, pero como hacia 20 minutos que había comido, nunca pudimos imaginar que fuera eso. Y es que toda la vida yo había escuchado eso de “los bebes comen cada 3 horas”.

A partir de ese momento decidí dejar de escuchar a las abuelas, las madres y las leyendas urbanas y comenzar a guiarme por mi instinto de madre y la verdad que 1 año después sigo así y no me está yendo nada mal.

A partir de aquí nace este blog, para explicaros mis experiencias y mis anécdotas con mi pequeña y como madre, para así de esta manera poder compartirlo con vosotros, pero lo que nunca haré será daros consejos, ni comparaciones, ni servir para nada de guía o de modelo, ya que si algo he aprendido en este último año es que cada bebe es único y cada uno tiene su propio ritmo en todos los sentidos.

Pero como ya iréis viendo hay muchísimas cosas que le puede pasar a un bebe y que como madre o padre necesitéis saber si es normal o no y es lo que precisamente quiero conseguir con este blog, dar a conocer cosas que en la vida real son comunes pero que a veces hasta los mismos pediatras desconocen.

Mi objetivo es explicar de forma concreta el día a día con mi bebe y de nosotros mismos, sus papas, desde mi experiencia y poder compartirlo con vosotros. Y que si hay algo que salga de lo común que sirva para dar a conocer a otros padres que su bebe no es diferente, simplemente que tiene otro ritmo. 

Yo misma muchas veces me he encontrado perdida en cosas muy simples y gracias a algunos blog’s y foros he salido de mi duda y es que tenemos la gran suerte de poder compartir nuestras propias vivencias con nuestros pequeños.

Ser madre es la experiencia más maravillosa que sin duda alguna estoy viviendo, de hecho si tuviera que describir en pocas palabras que es para mi ser madre diría que SER MADRE ES AMAR SIN EGOÍSMO ALGUNO.

Me siento una gran afortunada de poder compartirlo con vosotros.

Aquí empieza mi blog!!